Antes de la Conquista Española, en la historia de Michoacán, resalta por su cualidad, la figura de Quenomen, la única mujer registrada como gobernante en la historia prehispánica del estado, “mujer de Carocomaco”, Señora de Zacapu, guerrera que en condiciones adversas logró cambiar el sistema patriarcal de mando.

Quenomen que significa “subir cubriéndose con el agua o envuelto en el agua”, era esposa de Carocomaco que quiere decir “el que se hunde en el agua” (García Ángel/Paisaje mítico y paisaje fundacional en las migraciones mesoamericanas,2006), ambos eran de condición “pobre”. Quenomen era originaria de Uruapan y en sus inicios, vendía agua y molía maíz “por ahí anduvo a vender agua y se alquilaba para moler maíz en piedras”. (Alcalá Jerónimo / Relación de Michoacán,1540)

En el discurso mitológico P’urhépecha, Carocomaco y Quenomen se casan por órdenes de la deidad Querenda Angápeti (El dios hecho roca que se adora en el templo), quien mantenía su oratorio en Zacapu, y les ordena no vivir juntos, sino únicamente reunirse cada veinte días hasta procrear un hijo, ella habitaba un lugar llamado “Quaruno”. (Husson Jean/ Cinco siglos de literatura amerindia, 2005)

Al morir Carocomaco, Quenomen ya avanzada en edad, se “convierte” en Señora de Zacapu, cambiando el sistema patriarcal de mando, hecho histórico nunca antes visto en la historia precolombina de Michoacán. “Hacía traer leña para los templos, se pintaba la cara con dos bandas negras, portaba rodela y una porra para hacerse temer”, es decir, realizaba tareas reservadas para gobernantes y guerreros P’urhé, mandaba a muchos “principales con grandes bezotes de oro” en el Señorío de Zacapu. (Reyes Cayetano/Tzacapu: Las Piedras Universales,1998)

Bajo este marco, Tariácuri, Señor Uacúsecha, critica que una mujer ejecute actividades reservadas a los hombres “¿Dónde se usa que las viejas ni las mujeres hagan traer leña para los cúes, que es oficio de los varones? ¿Dónde se usa que las viejas entiendan en las guerras?” y manda a sus sobrinos Hiripan y Tangaxoan a conquistar el Señorío de Zacapu, en la tercera oleada de pueblos conquistados por los Uacúsecha. Tras la muerte de Quenomen, Zacapu queda anexado definitivamente a lo que a la postre se convertirá en el Estado P’urhépecha.

Más allá de lo legendario, en las fuentes de la historia p’urhépecha, la participación de la mujer es sistemáticamente olvidada, por lo que es preciso realizar estudios cualitativos sobre la participación de la Mujer P’urhépecha como sujeto histórico, la figura histórica de Quenomen, entre otros referentes empíricos, es solo un ejemplo de cómo mantiene presencia en la mayoría de los grandes procesos históricos de la entidad.

Pável Uliánov Guzmán

Fuente: Purépecha

What's your reaction?

Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0

You may also like

Comments are closed.

More in:Artículos